Ir al contenido principal

Entradas

Mostrando entradas de junio, 2011

Biutiful

¿Quién oye a los peces cuando lloran? (Henry David Thoreau)
Existe una vida perra que maltrata
y araña, que hiere y escuece,
sin servicios de atención al cliente,
repleta de urgencias,
con una lista de espera donde siempre
se cuela el olvido primero en la fila.

Hablo de ciudades oscuras cuando es de noche
y a plena luz. Hablo de niños sin juguetes.
Con padres, pero huérfanos. Hablo de mantas
que abrigan nubes grises
y piratas que naufragan en la calle
sin cofre del tesoro, sin paraísos
soñados en patera. Hablo de cuentos chinos
a la luz de la luna de un audi oscuro
que conduce a un taller inmundo
repleto de máquinas de coser injusticias.

Existe un mundo sórdido que vomita
cada mañana mientras tú y yo
-ajenos a él- devoramos donuts.
Allí hay cáncer y hay mendigos,
gente buena con mala suerte,
gente mala con poder,
gente sin poder hacer nada.
Y también hay desgraciados,
que con todo, nada.

Hablo de los rascacielos que presumen
de éxito mientras la gente se arrastra
por el fango del asfalto. Hablo de cuando la vi…

Tercer recuadro, parte superior izquierda

A ti, que te llamas despertar
y aún no lo sabes.

Te sugiero
que compres el periódico
un viernes cualquiera.
Busca una página impar,
huye del color salmón
porque apesta a crisis
y tú no quieres seguir la corriente.
Evita el drama y la corrupción:
hay demasiada sangre amarilla
y ya bastante honor perdió Katharina Blum.

¿Me has encontrado?
¿Sí? Por fin, ya era hora:
Efectivamente, estoy ahí
en el tercer recuadro,
parte superior izquierda
disfrazado de anuncio por palabras:
"joven perdido suicida al verano
para encontrarse contigo este invierno".

No,
no seré yo quien gestione tu frío.
Son otros los servicios que presto:
yo arropo cuerpos desnudos
a plazo variable
y beso astrolabios,
los que ocultas cuando anocheces la entrepierna,
los que se abren si no me cruzo de brazos.

me ofrezco también a aprenderte de memoria
y a olvidarte si te canso.

Mientras algo de eso ocurre,
te propongo huidas temporales
de los mapas rutinarios,
martes con sabor a terrazas de verano
y cometas que no se dejan
sobornar por las tormen…

Poema feliz

Este poema habla de la felicidad,
de aquellos días que transcurren
entre toboganes de agua.
Relata el momento en que te deslizas,
gritas y te ríes
como si el invierno fuera mentira.
Mentira podrida,
como si la manzana no hubiera estado prohibida
y Eva fuera siempre una serpiente buena.

Este poema trata de cuando te sumerges
y sales de nuevo a la superficie
y hay otro aire nuevo,
tu brisa de mar en un campo de trigo
Adán viviendo eterno en primavera
sin alergias del Edén
con su inhalador de okupa habitando un cajón.

Este poema es un retrato anónimo
de una sonrisa,
la que dibujan las tormentas
si llueve amistad
a las orillas del bar.

Suenan (sí, digo suenan)
como relámpagos
las ruedas de tu bicicleta.

Dance me to the end of love (Su nombre es Cohen, Leonard Cohen)

Dance me through the curtains that our kisses have outworn (Leonard Cohen)

Outworn

Un concepto caduco,
un juicio obsoleto,
una expresión trillada,
una idea anticuada,
una persona exhausta,
una vieja superstición,
un vestido gastado.



Por su poesía, por su música y por la casualidad de una definición traducida del inglés al español.