Ir al contenido principal

Entradas

Mostrando entradas de julio, 2010

A veces pienso que eres un piano

A veces pienso que eres un piano,
como el que escucho de fondo
esta madrugada
mientras el ventilador
da vueltas y vueltas
y resucita el aire de Hanoi.

Me gusta tocar todas tus teclas
con mis dedos
-una a una-
y componerte melodías
en la espalda.

Instrucciones de lectura: de madrugada, sol@ en una habitación y con esta música de fondo http://www.youtube.com/watch?v=m-nXhn507T4

Luar na lubre

Resplandor de la luna,
bosque frondoso
infinito,
apareciste
en medio del asfalto
de la gran ciudad
para iluminar
octubre.

Tirita
en pleno verano
Ulises
si no siente cerca
tu canto de sirena.

Regresa, Luar na Lubre,
al lugar donde te nombre.

Raíces y raíles

Dejo atrás mis raíces
para irme lejos:
las caricias de una madre,
el abrazo de un padre,
las voces aún cercanas
de mi hermana, de mis abuelos...

Dejo atrás mis raíces
por los túneles del tren,
que despide olivares
a gran velocidad
mientras mi tierra atardece
y me dibuja
un hasta pronto
entre raíles.

De viaje

A ti, por tus conjuros

Se puede dar la vuelta
al mundo en tu cuerpo.

Viajar por tus piernas
y desembocar
en tu triángulo de las Bermudas
aún a riesgo de desaparecer.

Recorrer tu espalda
con mis veinte mil lenguas
de viaje submarino
y descubrirte
el calor de un escalofrío.

Perderme en la selva,
que es tu pelo
y contarte historias al oído
con mis labios y mi aliento
mientras que sientes tú también
el eco de mi cuerpo.