Ir al contenido principal

Entradas

Mostrando entradas de mayo, 2005

Tiene un mensaje nuevo

Llámame que no tengo saldo en mis sentidos.
Cárgame la batería con tus besos.
Quiero sentir la cobertura de tu cuerpo.
Necesito que en este momento sí puedas atenderme.

ESTACIONES

Si consideramos lo que puede verse:
un buitre sobre un niño
un silencio en Hiroshima
un bocado envenenado
un cura obseso
un ladrón de guarderías
un trébol de tres hojas
un yogur caducado

Estas y otras cosas
demuestran que la vida gira sobre un eje podrido.

Pero nos han dejado
los helados de vainilla
los regalos de tu abuelo
los paseos por el parque
las melodías
las noches sin dormir
las duchas de agua caliente
las camas sin hacer, pero bien hechas
y verano e invierno y verano y verano
y de nuevo invierno.

En el supermercado del deseo

En el supermercado del deseo
he buscado unos labios de juguete
que nunca digan no,
he buscado unas manos de fresa
que acaricien tu cara,
he buscado un zumo de naranja
que se derrame en tus senos,
he buscado las palabras
que te conquisten,
he buscado,
pero las estanterías estaban vacías.

Sin rumbo

Calmantes para amantes en el fondo del Sena
Sedantes para suicidas en el Malecón
Bicicletas para soñadores en Florencia
Góndolas para palomas sin alas en Piazza San Marco
Niebla en Hyde Park. Todo está borroso.
Busco refugio en rincones sin luz de la Judería y,
cuando me baje del tren, quiero ver la Giralda.
Las instrucciones del juego están en callejones sin salida.