Ir al contenido principal

Entradas

Mostrando entradas de febrero, 2006

La marioneta

A pan y agua. sólo me queda seguir la dieta del preso. La marioneta resulté ser yo mismo,
quizás debí quedarme en Praga escuchando el Ave María o al organillero. Quizás, confuso.

El placer

Y nos despertamos una mañana cubiertos por nuestra desnudez, vigilados solamente por la novia de Matisse.

PD: A Ulises Adsuara, Martina, el atún, también le sigue Matisse, Julia, Michel Vedrano o Betina.