Ir al contenido principal

Entradas

Mostrando entradas de mayo, 2010

Sopla el viento con disfraz de despedida

A JH, por su amistad

Me quedo con el brillo
de tus ojos esta noche,
con las emociones que provocas,
con tu sonrisa,
con tu vitalidad contagiosa

Y, aunque esta noche de mayo
sopla el viento
con disfraz de despedida
y te anuncia el metro
"final de trayecto",
sé que el calendario
nos espera ya impaciente
a la vuelta de la esquina.

Entre dos desconocidos

Una canción,
una mirada cómplice,
tres copas de más
y dos labios
que se disponen
a enfrentarse.

Ha empezado la guerra:
tu boca contra
la mía
y la curiosidad
de las lenguas
estalla una madrugada
de mayo.

Tú,
que te llamas piel,
surcada por mis
dedos
sin ni siquiera
saber mi nombre.

Y, aunque es de noche,
me adivinas luz.

Manual de instrucciones para leer este poema: escuchar bajito -como un susurro- esta canción (http://www.youtube.com/watch?v=NgbcXig1TZ8 Loving strangers, Russian Red) y tiritar, pero que no sea de frío.

El único superviviente

Tiene sólo diez años
y está vivo.
A su alrededor,
nadie respira.
¿Desconcierto,
soledad,
humo,
silencio,
ruido,
llanto,
inquietud?
El avión explotó,
se desintegró
en el momento
del aterrizaje:
104 muertos ´
y él.
Tiene sólo diez años
y está vivo.

Mis palabras son esdrújulas

Te quiero escribir un poema
brújula,
oxígeno,
romántico,
onírico,
cósmico,
marítimo,
melódico,
nostálgico,
fantástico,
melancólico.

Y no quiero
que mis versos
sean una colección de líneas
raquíticas,
fatídicas,
famélicas,
tímidas,
caóticas,
patéticas,
sintéticas
que sirvan sólo para
convertir en estadística
el último de mis escritos.

Nostalgias

A mi familia

I

Qué sencillo era todo
cuando la felicidad
era andar a gatas
persiguiendo a un perro de juguete
y los misterios se escondían
debajo de los ríos de agua helada
de aquel charco perdido en la sierra.

Qué sencillo era todo
cuando la felicidad
era un puñado de arena,
un cubo y una pala
y los misterios se escondían
en las olas,
en los barcos
que señalaba mi padre a lo lejos
de mi primera playa.

Qué sencillo era todo
cuando la felicidad
era un flotador y una piscina
y los misterios se escondían
en una fuente repleta de caracoles,
en un estanque
lleno de peces de colores.

Qué sencillo era todo
cuando la felicidad
era bailar con mi hermana
en el salón de casa
y los misterios se escondían
en el vuelo de un columpio,
en la ventana de la fábrica
(allí vivía una bruja,
¿verdad, abuela?).

Qué sencillo era todo
cuando el miedo era un desconocido
y siempre encontraba cobijo
en vuestros brazos.

II

A mis abuelos Paco y María

Ahora me gustaría hablar con vosotros,
que os fuistéis antes de tiempo:

La vida se complica,
pero la feli…

3 micropoemas de mayo

Despedida I

El cansancio ha vencido
a la desnudez
de tus labios.

Y tu cuerpo es un eco frustrado
que ya no retumba
en mi cabeza.

Apagado o fuera de servicio

Detesto tu contestador
y esa voz congelada y robótica
que me dice que tu número
(pero eres más bien tú)
está apagado
o fuera de servicio.

Al día siguiente


No me desperdicies,
no me lances la ropa por la ventana
ni me cierres la puerta
en las narices
-de sobra sabes que la tengo grande
y duelen los portazos-.