Ir al contenido principal

Entradas

Mostrando entradas de junio, 2009

Los románticos

Malaventurados los románticos
porque están condenados
a escribir poemas nocturnos
a mujeres platónicas
que juegan al escóndite
y ganan.
Malaventurados los románticos
porque serán presos
de versos insomnes,
inservibles,
inútiles,
insípidos,
inhóspitos,
invisibles.

Inspirado por el poema de Óscar Hahn "En una estación de metro"

Memoria

Es verano y hace calor,
pero necesito que me arropes.
Dedícame al menos un segundo
de cada minuto de tus días.
Posiblemente la dosis
sea insuficiente para ser feliz.
Aunque quizás sirva para sobrevivir.
Me han hablado mucho del naufragio.
Sinceramente, no tengo miedo
a morir ahogado,
pero me dan pánico las islas desiertas.
Me asusta no reconocer tu voz
cuando las agujas del reloj
marquen otros tiempos.
Es verano y hace calor,
arrópame,
Dedícame al menos un segundo
de cada minuto de tus días.

D

No suelo odiar,
pero a ti, te odio.
Te odio porque
eres capaz de quemar
como el fuego.
Te odio porque
te apropias de mi cuerpo
para llenarlo de heridas.
Te odio porque
me conviertes en desierto
árido y seco.
Te odio porque
me agrietas los labios
y asustas a los besos.
Te odio porque
siempre te presentas
sin avisar y me invades.
Te odio porque
eres mala
y te aprovechas de mi debilidad.
Te odio porque
eres cobarde
y me atacas por la espalda.
Te odio porque
eres mi sombra
desde hace ya 26 años.