Ir al contenido principal

Deseo...



que no desaparezcan las marcas de tus besos,
que el viento no se canse de soplar,
que tu ropa interior sea mi almohada,
que las olas no se olviden del mar,
que tu manual venga sin instrucciones,
que naveguen mis versos sin timón,
que la distancia sea tu ombligo.

PD: En los tranvías...
Todo esto deseo en los tranvías llamados deseo.

Comentarios

Antonio Fdez ha dicho que…
Sigue el camino de las vías, pierdete por el dulce tranvía de sus besos,
que día a día te sorprenda en un nuevo vagón,
que en la última parada la encuentres a ella,
mirala a los ojos,
muéstrale tu complicidad,
no la pierdas de vista
y bájate en su misma estación.

Un abrazo amorterado
1234567ycasillego ha dicho que…
que todo ocurra, una y otra vez, hasta que se haga realidad.


S.
Beluka ha dicho que…
quiero robarte el primer verso...
Mentacalida ha dicho que…
Sigue con las mismas ansias,
busca en cada vagon
no pares hasta llegar a la estacion
donde flamee el pañuelo con el aroma de ella.

Saludos
Menta
MaleNa ha dicho que…
Tu texto es fascinante.
La imagen me lleva, a una calle donde todo es silencio, solo el tranvia, la lluvia.

Me encanto cordobes.

Besos mios sin escala.
Julián Carax ha dicho que…
Antonio Fdez

Amigo, es difícil saber el andén que has de tomar, pero si aciertas sí se cumplirán los deseos. Supongo

..................................

1234567ycasillego

Ojalá que si ocurra y que sea real, poetisa sensual. Un beso
...............................

Beluka

Pues que me lo robes no, pero sí lo puedes tomar prestado, sin perder la marca. Bicos
.................................

Mentacalida

Nueva en estos mares. Intentaré mirar vagón por vagón sin perderme dentro del tranvía y sin perderme el siguiente que tenga que venir.
Besos
..................................

Malena

Después de decir que es fascinante y que te encantó, sólo me queda agradecer tu comentario y enviarte un beso con acuse de recibo.
Adam & Eva ha dicho que…
hermoso poema de amor
alberto ha dicho que…
Que las estaciones de paso, encrucijada de caminos, sean motivo de hallazgo y sorpresa.
Que la última estación sea como el paraíso, porque a veces la vida puede parecerse.
Que el próximo tranvía te lleve al país de los sueños.

"Porque sueño y recuerdo tienen fuerza
para obligar la vida,
aunque sean no más que un límite imposible" (Gil de Biedma).

Un abrazo, poeta.
ka ha dicho que…
como diria Chaouen, que tus lunares sean mis puntos cardinales... pues espero que se te cumpla todo eso que dices; cuando queremos algo de verdad, el universo entero conspira para que lo consigamos:)
un abrazo!
Bohemia ha dicho que…
Los tranvías son muy evocadores y ayudan mucho a la inspiración...

Entradas populares de este blog

El poeta puede

El poeta puede ver el beso
medio lleno o medio vacío
El poeta lima
El poeta lame
El poeta no tiene lema
El poeta le busca todas las vueltas a Roma
rema que te rema
rima que te rima
de ramo en ramo
El poeta puede volar por los aires
y estrellarse en el cielo.
Acaso entonces se da cuenta:
su poema ha llegado a su ocaso.

Mañana iremos todos juntos a comer croquetas

Estaba en Madrid. Tenía un trabajo bonito y mal pagado. Vivía rodeado de libros, de viejas y de nuevas historias. Esa tarde era un parque y primavera. Una llamada cerró el parque y nubló el cielo. No quiero escribir aquí sobre las lágrimas que recorrieron aquel trayecto de vuelta a casa. Me niego.

Yo escribo aquí sobre el río de generosidad que se desbordaba siempre a tu paso. Me gustaría hablar también de la lluvia. En tu casa diluviaban besos. Yo he crecido regado por tu cariño y tu alegría.

Han pasado seis años y tu río no se seca porque siempre llueves, abuela.

Me gustaría mucho decirte que soy feliz y que mañana, después de misa con zapatos nuevos, iremos todos juntos a comer croquetas.





Tarde de frío

El domingo tirita
cuando se hace de noche
y sabe que su tiempo aquí se acaba.

Bicicletas de invierno
reclaman su condición de juguete de verano
y las manos en el manillar
suplican guantes a Dios.

La lluvia
se presenta en la escena
sin tarjeta de invitación.
La dejan pasar
a pesar de eso.

No hay manual para calles mojadas
cansadas de asfalto
ni instrucciones para sortear
charcos.

Pedales y frenos.
Luces.
Intermitentes.

Algún día el viento
te dirá algo.